Diez aportes de la antropología respecto al cambio climático

-

por HEATHER LAZRUS – Universidad de Colorado en Boulder

1. La complejidad de la crisis climática actual exige múltiples disciplinas trabajando juntas para innovar soluciones creativas. Comprender diversos enfoques disciplinarios y visiones del mundo puede mejorar la planificación de la adaptación climática al identificar alternativas que pueden funcionar para diferentes personas: los académicos las llaman soluciones torpes para problemas perversos.

2. Margaret Mead fue una de las primeras antropólogas preocupadas por el cambio climático y ayudó a organizar una conferencia en 1975 con varios científicos atmosféricos, para la cual escribió: “Nuestra ética y sentido de responsabilidad se amplían constantemente de una preocupación por nuestros propios hijos y los hijos de nuestros vecinos a los hijos de otras naciones y a los pueblos del planeta, pero tenemos un largo camino por recorrer antes de poder demostrar que estamos dispuestos a actuar vigorosamente cuando las multitudes sin nombre están en peligro”.

3. Los problemas de escala pueden ser difíciles en colaboraciones interdisciplinarias en torno al cambio climático. ¿Cómo conectan los antropólogos la escala comunitaria con la química atmosférica o las teleconexiones planetarias? Sugerencia: las personas producen los productos químicos que alteran la atmósfera y se ven afectados por los procesos meteorológicos que se extienden entre los continentes. ¡Podemos trabajar con eso!

4. Los meteorólogos y climatólogos luchan por recopilar datos sobre la naturaleza cambiante de los eventos extremos bajo el cambio climático debido a la rareza de estos eventos. Las comunidades con las que trabajan los antropólogos a menudo tienen una gran cantidad de conocimiento basado en el lugar, incluido el seguimiento de los cambios y pueden proporcionar información para completar los datos faltantes de las observaciones físicas. Por ejemplo, las personas en Tuvalu, como en otros lugares, tienen historias orales de sequías e impactos de sequías que pueden mejorar los registros de lluvia a largo plazo para comprender mejor los patrones climáticos históricos.

Más en Antropologías:  Antropología de desastres

5. Los antropólogos pueden profundizar en las experiencias vividas de las características cambiantes de los fenómenos meteorológicos extremos, incluso proporcionar detalles sobre esto a los meteorólogos que luego pueden hacer nuevas preguntas con sus propios datos. Por ejemplo, las personas que se ven afectadas por mareas de tormenta de huracanes pueden proporcionar información que mejore el modelado de sobretensiones y, a su vez, mejore los pronósticos de sobretensión que las personas pueden usar para tomar mejores decisiones.

6. Diferentes disciplinas tienen diferentes significados para los mismos términos. “Vulnerabilidad” puede significar un cálculo simplificado de la exposición y la sensibilidad o puede ser una oportunidad para que los antropólogos usen un término que sea familiar para otras disciplinas y luego se cuelen más profundamente sobre quién está expuesto a un peligro y por qué, quién es sensible a un peligro y por qué. Usar una terminología común como un caballo de Troya significa expandir la forma en que otras disciplinas piensan sobre ciertos procesos al infundir más matices y comprensiones más profundas desde perspectivas etnográficas.

7. Necesitamos colaboraciones interculturales para soluciones climáticas, así como interdisciplinarias. Los antropólogos están bien posicionados para ayudar a personas de diferentes orígenes culturales y sistemas de conocimiento a construir relaciones de confianza como base de estas colaboraciones, reconociendo que “si queremos desarrollar soluciones verdaderamente transformadoras e innovadoras para los problemas de adaptación a un clima cambiante, debemos adoptar todas las formas de conocimiento, en lugar de restringir las posibles soluciones y pagar un costo de oportunidad debido a la falta de diversidad de pensamiento ”(National Research Council, 2002).

8. Nuestro pan de cada día disciplinario comprende varias formas culturales de conocer y ser, por lo que estamos en condiciones de ofrecer alternativas a los sistemas económicos y políticos principales. ¿Qué tal pensar en términos relacionales en lugar de transaccionales, para que nos enfoquemos en las relaciones entre las personas y nuestros entornos de manera que reflejen mejor la interconectividad de la vida?

Más en Antropologías:  ¿Cómo medir una montaña?

9. Los jóvenes y los científicos al comienzo de la carrera están cada vez más preocupados por abordar la crisis climática de manera que mejore el futuro de su propia generación. Si usted ya es un antropólogo que trabaja en soluciones para el cambio climático, comuníquese con sus escuelas locales, bibliotecas u otros lugares, ¡interactúe con estas mentes ansiosas e inspiradoras!

10. El clima extremo y el cambio climático están causando desastres en todo el planeta. Los investigadores que estudian las raíces y las consecuencias de estos desastres pueden practicar la compasión informada por una colaboración rigurosa e interdisciplinaria (véase, por ejemplo, el Grupo de Interés de Riesgos y Desastres de la Sociedad de Antropología Aplicada, la Red de Desastres de Cultura y Acción, y Rising Voices: Climate Resiliencia a través de las Ciencias Indígenas y de la Tierra).

Fuente: AAA/ Traducción: Walter A. Thompson

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas