Cementerios de la Edad de Piedra

-

por ADAM ROHRLACH y MAITÉ RIVOLLAT

A partir de los restos de casi cien individuos antiguos, hemos reconstruido dos extensos árboles genealógicos prehistóricos de un cementerio de 6700 años de antigüedad en Francia, lo que revela nuevos conocimientos sobre una comunidad de la Edad de Piedra.

Nuestros nuevos resultados, publicados en Nature, muestran a un grupo de agricultores prehistóricos que vivían dentro de una red de otras comunidades. Este grupo incluso trajo consigo los huesos de un “padre fundador”, estableciendo un linaje duradero dominado por hombres.

Dificultades para mirar al pasado

Hace unos 9000 años, durante el período tardío de la Edad de Piedra, el “estilo de vida neolítico” se extendió desde Anatolia (la gran península formada principalmente por la actual Türkiye) hacia Europa occidental.

En lugar de cazar y recolectar, la gente comenzó a cultivar. Con la capacidad de producir y almacenar alimentos adicionales, los pueblos del Neolítico desarrollaron nuevas costumbres sociales basadas en la riqueza, la propiedad de la tierra y el acceso a los recursos, formando así jerarquías sociales.

Los entierros antiguos pueden decirnos mucho sobre cómo las personas prehistóricas trataban a sus muertos. Pero averiguar cómo se comportaban estas sociedades en el día a día siempre ha sido un desafío para los investigadores. Estos desafíos se deben a la falta de registros escritos y datos físicos que pueden ser difíciles de interpretar.

Estos problemas se complican aún más durante el Neolítico en la cuenca de París, en el norte de Francia, donde se descubrió el cementerio de Gurgy, “les Noisats”.

¿Por qué? La Cuenca de París es bien conocida por sus enormes monumentos funerarios de la Edad de Piedra (objetos grandes que celebran a personas importantes después de su muerte). Estos grandes monumentos funcionaron como las antiguas pirámides egipcias o el Taj Mahal de su época, ya que fueron construidos para la gente de “élite” de la sociedad.

Más en Antropologías:  Los humanos modernos llegaron a Europa occidental unos 5.000 años antes de lo pensado

Pero solo se encontraron unos pocos entierros mucho más pequeños que probablemente representaban a la gente común de la región. Estudiar estos entierros “normales” podría ser la única forma de entender a la gente normal “no elitista” de la época.

Usando nuevos métodos para obtener y comparar ADN antiguo, y tomando muestras de casi todos los individuos de este cementerio no monumental, nuestros nuevos resultados revelan dos grandes árboles genealógicos que abren una ventana a la vida de las personas de esta comunidad prehistórica.

Una red de comunidades

En el cementerio de Gurgy, las tumbas no se superponían, lo que significa que puede haber algunas marcas en la parte superior del suelo (tal vez como las lápidas que se usan hoy en día). Esto también sugiere que las personas estrechamente relacionadas sabían dónde estaban enterradas las personas.

Usando técnicas especializadas de ADN antiguo y varias fuentes de evidencia de los entierros, reconstruimos dos de los árboles genealógicos más grandes de un cementerio prehistórico. Un árbol genealógico conectó a 63 personas durante siete generaciones, mientras que otro conectó a diez personas durante cuatro generaciones.

La exploración de estos árboles genealógicos reveló un fuerte patrón de descendencia a través de la línea masculina (llamado patrilinealidad). Esta es una práctica donde cada generación está casi exclusivamente ligada a la generación anterior a través de su padre biológico.

Nuestros resultados también sugirieron la práctica de la virilocalidad en Gurgy. Esto significa que los hijos se quedaron donde nacieron y tuvieron hijos con mujeres de fuera de Gurgy.

Usando análisis de isótopos de estroncio, confirmamos estos resultados analizando los químicos en los dientes de estos individuos. Curiosamente, algunas de las mujeres “nuevas” estaban lejanamente relacionadas entre sí, lo que significa que pueden haber venido de una red de comunidades cercanas, e incluso de las mismas comunidades.

Más en Antropologías:  Por una ciencia menos mezquina

Por último, también observamos que las hijas adultas de Gurgy no fueron enterradas en el sitio, lo que significa que probablemente habían dejado Gurgy para unirse a otras comunidades cercanas (una vez que alcanzaron cierta edad).

Un padre fundador

También descubrimos la tumba del “padre fundador” en el cementerio: un individuo masculino del que descendían todos los miembros del árbol genealógico más grande.

Nos dimos cuenta de que este individuo en realidad fue traído de donde había muerto originalmente y fue enterrado de nuevo en Gurgy (junto con un individuo femenino del que no pudimos obtener ADN). Solo se trajeron sus huesos largos (muslo, pierna, brazo y antebrazo), y debe haber representado un ancestro importante para los fundadores del nuevo lugar de entierro de la comunidad.

Observamos a todo un grupo, formado por varias generaciones (hijos, padres y abuelos), llegados juntos a Gurgy desde el principio. Este grupo debe haber venido de un sitio anterior, dejando atrás a los niños fallecidos anteriormente (pero aún así trajeron y volvieron a enterrar al padre fundador).

De manera similar, en las últimas generaciones de Gurgy observamos muchos niños sin padres enterrados allí. Por lo tanto, al igual que el grupo fundador, estas últimas generaciones partieron abruptamente de Gurgy, dejando atrás a sus propios hijos enterrados. Por lo tanto, Gurgy probablemente se usó durante tres o cuatro generaciones, o aproximadamente entre 84 y 112 años.

Esta investigación representa un punto de partida para los estudios multidisciplinarios de la organización social de las sociedades de la prehistoria, ya que estos grandes árboles genealógicos permiten nuevas interpretaciones de las vidas y prácticas de la gente común de las comunidades prehistóricas.

Más en Antropologías:  ¿Qué está diciendo la arqueología sobre los neandertales?

A medida que descubramos y analicemos más y más de estos cementerios, podremos comparar y contrastar las prácticas sociales en todas las regiones y períodos de tiempo, abriendo realmente la ventana a nuestro pasado antiguo.

Fuente: The Conversation/ Traducción: Maggie Tarlo

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas