Los humanos modernos llegaron a Europa occidental unos 5.000 años antes de lo pensado

-

por BETTY COFFMAN

Los humanos modernos llegaron a la parte más occidental de Europa hace entre 41.000 y 38.000 años, unos 5.000 años antes de lo que se conocía anteriormente. Esto afirman los estudios de Jonathan Haws, profesor y director del Departamento de Antropología de la Universidad de Louisville, y un equipo internacional de investigadores. El equipo ha revelado el descubrimiento de herramientas de piedra utilizadas por humanos modernos que datan de un período de tiempo anterior en un informe publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Las herramientas, descubiertas en una cueva llamada Lapa do Picareiro, ubicada cerca de la costa atlántica del centro de Portugal, vinculan el sitio con hallazgos similares de Eurasia a la llanura rusa. El descubrimiento apoya una rápida dispersión hacia el oeste de los humanos modernos a través de Eurasia dentro de unos pocos miles de años de su primera aparición en el sureste de Europa. Las herramientas documentan la presencia de humanos modernos en la Europa occidental en un momento en el que anteriormente se pensaba que los neandertales estaban presentes en la región. El hallazgo tiene ramificaciones importantes para comprender la posible interacción entre los dos grupos humanos y la desaparición final de los neandertales.

“La cuestión de si los últimos neandertales supervivientes en Europa han sido reemplazados o asimilados por los humanos modernos entrantes es una cuestión de larga data y sin resolver en paleoantropología”, dijo Lukas Friedl, antropólogo de la Universidad de Bohemia Occidental en Pilsen, República Checa, y colíder del proyecto. “Las fechas tempranas de las herramientas de piedra auriñacienses en Picareiro probablemente descartan la posibilidad de que los humanos modernos llegaran a una tierra desprovista de neandertales durante mucho tiempo, y eso en sí mismo es emocionante”.

Más en Antropologías:  Objetos parlantes

Hasta ahora, la evidencia más antigua de humanos modernos al sur del río Ebro en España provino de Bajondillo, una cueva en la costa sur. El descubrimiento de taburetes de piedra caracterizados como auriñaciense, tecnología asociada con los primeros humanos modernos en Europa, en un contexto estratigráfico seguro en Picareiro, proporciona una evidencia definitiva de la llegada del humano moderno temprano.

“Bajondillo ofreció evidencia tentadora pero controvertida de que los humanos modernos estuvieron en el área antes de lo que pensábamos”, dijo Haws. “La evidencia en nuestro informe definitivamente respalda las implicaciones del Bajondillo para una llegada humana moderna temprana, pero aún no está claro cómo llegaron aquí. La gente probablemente migró a lo largo de ríos que fluyen de este a oeste en el interior, pero aún es posible una ruta costera”.

“La propagación de humanos anatómicamente modernos por Europa hace muchos miles de años es fundamental para nuestra comprensión de dónde venimos como una especie ahora global”, dijo John Yellen, director del programa de arqueología y arqueometría de la National Science Foundation. “Este descubrimiento ofrece nueva evidencia significativa que ayudará a dar forma a la investigación futura que indague cuándo y dónde llegaron los humanos anatómicamente modernos a Europa y qué interacciones pueden haber tenido con los neandertales”.

La cueva de Picareiro ha estado bajo excavación durante 25 años y ha producido un récord de ocupación humana durante los últimos 50.000 años. Un equipo de investigación internacional del Centro Interdisciplinario de Arqueología y Evolución del Comportamiento Humano (ICArEHB) en Faro, Portugal, está investigando la llegada de los humanos modernos y la extinción de los neandertales en la región.

Más en Antropologías:  Columnas de piedra y juegos de pelota

Fuente: UL

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas