Cómo escribir un sumario: guía para antropólogos

-

por CHIP COLWELL

Así que crees que tienes las semillas para un gran ensayo o nota de opinión. Tal vez tu investigación puede ayudar a las personas a comprender una crisis humana o ambiental emergente. Tal vez quieras compartir el último descubrimiento asombroso de tu laboratorio. Tal vez acabas de terminar una subvención de la Fundación Nacional de Ciencia y quieres estar a la altura de los valores de los requisitos de “impactos más amplios”.

Estás listo para escribir para el público general. ¿Pero por dónde empezar? Empiezas con un sumario.

En el mundo académico, los antropólogos generalmente escriben un borrador del artículo y luego lo envían a una revista académica para su publicación. Si el manuscrito cumple con los estándares y metas de la revista académica, entonces es aceptado y procede a la publicación.

El proceso para publicar en revistas o periódicos es bastante diferente. En lugar de enviar un borrador completo, los autores “lanzan” una idea. Los editores están ocupados y deben saber rápidamente si tienen una buena historia para contar; a menudo no tienen el lujo del tiempo para leer piezas completas y aprecian tener la oportunidad de ayudar a guiar los borradores hacia sus requisitos específicos.

Un sumario (pitch, en inglés) es una propuesta a los editores para que puedan comprar tu idea. Piensa en el sumario como un resumen, tu CV y una muestra de escritura enrollados en una propuesta tentadora. El proceso del sumario será un poco extraño y completamente familiar una vez que entiendas lo que implica y qué quieren los editores. Como antropólogo y editor profesional, entiendo lo extraña que la idea de un sumario le parece a los investigadores, y cómo, con solo un poco de trabajo, se puede agregar fácilmente a tu kit de herramientas de escritura.

Estudiar las directrices

Así como las revistas académicas tienen diferentes personalidades y requisitos, las revistas populares y los periódicos también lo tienen. Encuentra la idea que deseas lanzar y estudia sus directrices, primero para el tipo de material que están buscando. Por ejemplo, si deseas escribir un ensayo personal de 5000 palabras, no vayas a un periódico que solo publica textos de 600 palabras.

Más en Antropologías:  La lente antropológica

Quizás la mejor manera de encontrar la salida correcta es leer ampliamente. Familiarízate con una gama de publicaciones y sus estilos, y asegúrate de leer qué tan recientemente han publicado sobre tu tema. Una vez que encuentres un buen ajuste, estudia las directrices de sumario para que puedas seguirlas exactamente.

Convierte tu idea en una historia

Los medios más populares buscan una historia en lugar de un tema, por ejemplo, una narrativa sobre la amenaza que una mina de carbón plantea al uso de un lugar sagrado de una tribu, en lugar de un resumen del tema de las minas de carbón y el medio ambiente.

Dado que no estás redactando un ensayo completo, no necesitas decidir cada detalle para tu pieza potencial. Pero debes tener una visión para su artículo en términos de tono, idea central o argumento, y estructura. Para editoriales de opinión necesitarás un argumento claro. Para los ensayos, como el periodista Michelle Nijhuis escribe en The Science Writers’ Essay Handbook, asegúrate de tener sus tres ingredientes esenciales: una voz personal, un viaje y relevancia para las experiencias y el mundo del lector.

Envía tu sumario

Aunque el formato varía, algunas publicaciones tendrán formularios en línea, otros simplemente solicitan un correo electrónico, la mayoría de las revistas y los periódicos están buscando varios elementos clave en un sumario. Debes resumir tu idea o argumento en solo una oración o dos (50 palabras o menos) y presentar un plan para cómo se desarrollará el resto. La mayoría de los editores, cuando terminan de leer tu sumario, querrán poder responder tres preguntas: ¿Por qué ahora? ¿Y entonces qué? ¿Por qué tú?

Al comienzo, querrás enfatizar por qué se debe escribir esta pieza ahora. Por ejemplo, tal vez tengas un documento académico significativo que saldrá pronto, algo acaba de suceder en la que tu investigación arroja luz, o tal vez tu investigación puede estar vinculada a una próxima festividad o aniversario. Deseas que los editores tengan un sentido de la urgencia o la relevancia directa de tu pieza por el momento político, intelectual o social. Debes reconocer lo que se ha publicado anteriormente sobre el tema (especialmente en el medio al que estás enviando el sumario), junto con un claro sentido de por qué tu pieza sería nueva, sorprendente y diferente.

Más en Antropologías:  No culpes al verificador de datos

Luego, deberás ofrecer una estructura para la pieza propuesta: básicamente, ¿qué historia deseas contar, y cómo la contarás? Ofrece un sentido del viaje que llevará al lector, y el destino al que lo llevará. Esta sección del sumario también debe dar un sabor de la pieza que escribirás: ¿Estás apuntando para lectores divertidos, trágicos, inteligentes o líricos? También debes aclarar por qué tus ideas o trabajos importan. ¿Qué problema estás ayudando a resolver? ¿Cómo encaja un nuevo descubrimiento en un problema histórico más grande? ¿Qué ideas estás compartiendo que podrían ayudar a los lectores repensar sus vidas? Si puedes enfatizar por qué esta información es importante específicamente para los lectores de esa publicación en particular (en términos de su nacionalidad, inclinaciones políticas o cualquier otro demográfico), entonces hazlo.

Finalmente, deberás convencer a los editores de que eres la persona adecuada para escribir esta pieza en particular. Mucha gente tiene opiniones sobre el cambio climático, la política de inmigración o la reforma policial, ¿pero qué es lo que te califica para escribir sobre tales temas? ¿Por qué el lector debería escucharte y confiar en ti? Si has publicado artículos anteriormente que resaltan tu habilidad por escrito, incluye un enlace o dos.

Todo el texto debe ser solo de unos pocos cientos de palabras. Dado que los editoriales de opinión tienen a menudo esa longitud, algunos editores querrán ver un primer borrador completo al principio: el tono y la pieza pueden ser uno y lo mismo.

Entender el proceso

A menudo es difícil saber qué le sucede a tu sumario una vez que está en manos de los editores. Ya sea que recibas una respuesta, y qué tan rápido, a menudo depende de la frecuencia con la que se sale la publicación y el tamaño de la salida. Para algunas revistas y periódicos diarios o semanales, podrías esperar una decisión dentro de varios días. Las ofertas mensuales pueden ser más lentas. Para las principales publicaciones como el New York Times, a menos que estén interesados, es probable que nunca te respondan.

Más en Antropologías:  Qué pasó con la antropología después de los ataques del 11 de septiembre

Entiende que los editores consideran una serie de factores cuando reciben tu sumario, muchos de los cuales están fuera de sus manos: cuántos sumarios recibieron esa semana, ya sea que tengan piezas en la parrilla de temas similares, cuánto tiempo es su atraso de publicaciones, y mucho más. También está el simple elemento de azar: ¿Tu pieza llega a los editores adecuados? En resumen, gracias a tus luces afortunadas. Y, si no tienes éxito, no te lo tomes personalmente.

Cuando prepares tu sumario, planifica una secuencia estratégica de medios. Comienza con la publicación en la que más deseas que esté tu pieza, y luego trabaja en tu lista. Si no tienes respuesta, un recordatorio es razonable; deja que los editores sepan que si no te responden en una semana más o menos, buscarás otra publicación. Si tu tema está pegado al calendario, por ejemplo, una pieza atada al nuevo año, inicia este proceso a pocos meses de anticipación para darte tiempo entre las presentaciones. Cuando recibes un rechazo, asegúrate de adaptar tu estilo de sumario para los requisitos de la próxima publicación. Mantén los sumarios. El éxito en este proceso requiere persistencia.

Pero también: Tómate tu tiempo. Sé paciente y amable contigo mismo. Aprender a escribir sumarios es divertido, también puede ser estresante. Sin embargo, el trabajo vale la pena. La antropología necesita desesperadamente que la ayudes a volverla más relevante e impactante para audiencias más amplias. Y hay pocas satisfacciones mayores para un escritor que ver sus palabras abriéndose camino en el mundo. Y ayudando a moldearlo.

Fuente: Sapiens/ Traducción: Maggie Tarlo

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas