El mercado como viaje en el tiempo

-

por H.M.A. LEOW

¿Pasear por un mercado callejero podría parecerse a una experiencia de viaje en el tiempo? Eso es lo que los geógrafos Yolande Pottie-Sherman y Daniel Hiebert se propusieron investigar en su estudio de un mercado nocturno de estilo chino en las afueras del área metropolitana de Vancouver, Canadá.

Desde la década de 1980, los inmigrantes de Hong Kong han acudido en masa al suburbio de Richmond, que ahora es un barrio muy diverso, o “etnoburbio”, donde alrededor de dos tercios de los residentes son de etnia china o de otros grupos “minoritarios visibles”, es decir, ni indígena ni blanca. Citando una publicación de blog de 2011 de Pauline Frommer, autora de una guía de viajes, Pottie-Sherman y Hiebert señalan que el suburbio “se parece más al Asia moderna que cualquier otro encontrado en América del Norte”.

“Sin embargo, las realidades espaciales y temporales de la vida suburbana limitan la capacidad de Richmond para replicar ‘Asia'”, escriben. “La cultura activa 24 horas al día, 7 días a la semana de Hong Kong, Taiwán y las ciudades de la República Popular China está ausente en Richmond; los centros comerciales, restaurantes y cines cierran temprano”.

Pero el Mercado Nocturno de Richmond, diseñado para apelar a la nostalgia por las bulliciosas calles nocturnas de esas ciudades, es una excepción muy visible. Inaugurada en el año 2000, esta versión canadiense pretende ofrecer un retroceso al “ambiente incuantificable” característico de los mercados nocturnos, creado a través de puestos de vendedores densamente poblados, caminos estrechos, humo, luces y exhibiciones brillantes, gritos, venta ambulante y música a todo volumen.

Para comprender cómo los inmigrantes que viven en los suburbios navegan por una construcción cultural diferente del tiempo, los investigadores visitaron el mercado nocturno de verano de Richmond en 2010 y 2011, entre mayo y septiembre, entrevistando a una variedad de organizadores, comerciantes y asistentes al mercado.

Más en Antropologías:  El futuro está en las ciudades

“El mercado nocturno se ha convertido en un escenario para la exploración de concepciones de nostalgia y autenticidad. Juega con la nostalgia de la gente por la ‘auténtica’ Asia en el sentido cultural, pero también temporal y espacial”, concluyen Pottie-Sherman y Hieber a partir de sus entrevistas de trabajo de campo.

Jane, que emigró cuando era niña, relata cómo “ser llevada al mercado nocturno fue una forma importante en la que sus padres se aseguraron de que ella permaneciera conectada con su identidad de Hong Kong”. Al sugerir que la nostalgia de la familia de Jane puede implicar “el anhelo de una cultura de sociabilidad nocturna”, los investigadores añaden que el mercado puede transmitir “una sensación alternativa del tiempo”.

El Mercado Nocturno de Richmond también evoca un espacio alternativo, ya que “ofrece un lugar para que la gente camine por Richmond por la noche, un paisaje suburbano donde la mayoría de los aspectos de la vida están ‘compartimentados’ por el automóvil”.

Pero para la mayoría de los compradores, la ubicación “recóndita” de Richmond significa que se requiere un viaje especial para llegar allí. En Asia, los mercados nocturnos son “una parte normalizada y ambiental del paisaje urbano”. Y a diferencia del concepto de mercado abierto en Asia, el mercado de Richmond está delimitado por vallas y los asistentes son canalizados a través de dos entradas específicas.

Las ordenanzas municipales que rigen a los vendedores ambulantes también afectan el ambiente. Los investigadores señalan que el esperado “caos y desorden” asociado con un típico mercado nocturno asiático no podría romper las “filas ordenadas y muchas reglas” en Richmond. “Los vendedores de productos secos no pueden poner nada fuera de sus puestos y los menús de los patios de comidas están estrictamente controlados, sujetos a la aprobación de la administración y el departamento de salud”, explican.

Más en Antropologías:  La extraña historia de los cereales de Kellogg’s

En última instancia, Pottie-Sherman y Hiebert llaman al mercado de Richmond “un proyecto para inventar la autenticidad suburbana a través de una interpretación particular de la sociabilidad” en el contexto de una sociedad “superdiversa”.

“La autenticidad la movilizan tanto los organizadores como los asistentes al mercado”, explican, “para afirmar la experiencia y la propiedad de la forma cultural del mercado nocturno. Una etnografía del mercado nocturno revela cómo el tiempo y el espacio se entrelazan en percepciones y experiencias de autenticidad”.

Fuente: Jstor/ Traducción: Horacio Shawn-Pérez

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas