Formas desiguales de flexibilidad

-

por REBEKAH PLUECKHAHN – Universidad de Melbourne

La lente del usufructo es una forma productiva a través de la cual examinar antropológicamente experiencias de rápidos ritmos de crecimiento urbano. Dentro de las ciudades, el acceso temporal al suelo (por parte de promotores, empresas constructoras o gobiernos) forma un nexo que transforma el espacio de público a privado y de municipal a corporativo. Esto puede comenzar a desdibujar los límites entre dichas dualidades, dando lugar a diversas formas de asociaciones público-privadas y espacios urbanos pseudopúblicos. A continuación, exploro la naturaleza transformacional de este nexo de usufructo a través de una discusión sobre Ulán Bator, Mongolia.

En Ulán Bator se aplican dos regímenes de tenencia de la tierra, uno organizado en torno a la propiedad y otro en torno a los derechos de uso. La presencia de derechos de uso temporal de la tierra, derivados del uso pastoral postsocialista de la tierra, revela una flexibilidad legal inherente a la tenencia de la tierra que dio lugar a una elasticidad del suelo urbano (Verdery 1994). Esta flexibilidad también ha sido cooptada por poderosas redes y élites políticas en la búsqueda de ganancias inmobiliarias, un fenómeno que también se observa en otras partes de Asia (ver Shatkin 2017). También subraya el papel de los actos de propiedad y apropiación como formas fundamentales en las que “las personas afirman y cuestionan sus derechos” (Busse y Strang 2011, 4). Examinar este nexo permite considerar la interfaz entre las formas urbanas construidas y los ritmos y flujos de cambio material en el contexto del crecimiento. En este caso, el usufructo puede ser un factor clave en la comercialización del suelo urbano.

Para ello es fundamental la expedición de permisos de construcción. Los regímenes de tenencia de tierras urbanas de Ulán Bator se basan en dos categorías legales: ömchlöl o propiedad, y ezemshil o derechos de posesión temporal. Si bien existen estas dos categorías distintas, en realidad a menudo se confunden. Incluso alguien que tiene un certificado ömchlöl necesita hacer esfuerzos concertados para conservar físicamente la tierra. Si bien el ezemshil aparentemente puede transferirse a derechos de propiedad plenos, también puede convertirse en una forma de propiedad más duradera. Las empresas que deseen construir apartamentos pueden adquirir un certificado de derecho de posesión temporal (ezemshih erh gerchilgee) y pueden acceder a un terreno durante cinco años para construir un edificio. Este mecanismo legal ha sustentado el reciente auge de la construcción en Ulán Bator, durante el cual esta forma de posesión temporal ha proporcionado un acceso flexible para comenzar a construir, a menudo de manera que supera los límites de las parcelas de tierra existentes o las condiciones de los permisos. Por el contrario, su flexibilidad también permitió a los residentes demandar a las empresas constructoras para que se cancelen sus derechos de posesión, con la esperanza de obtener derechos de posesión de las mismas parcelas de tierra para ellos.

Más en Antropologías:  Algoritmos en la oscuridad

La flexibilidad que sustenta tales formas de usufructo urbano brinda la oportunidad de repensar algunos aspectos de la antropología de la comercialización del suelo urbano. Aquí retomo el análisis de Michael Heller (1998) sobre la tragedia de los anticomunes. Los anticomunes, sostiene Heller (1998, 624), surgen cuando hay demasiada propiedad privatizada, de modo que “múltiples propietarios están dotados cada uno del derecho de excluir a otros de un recurso escaso, y nadie tiene un privilegio efectivo de uso”. Esto, sostiene Carol Rose (2004, 289), da como resultado una “exclusión universal de derechos que impiden su uso”, según el cual “nadie tiene un control claro del recurso y, por lo tanto, no se anima a nadie a gestionarlo con prudencia”.

Si bien se podría decir que hay una proliferación de acceso privado atomizado y cuestionado a la tierra con fines de lucro comercial en la construcción de edificios de apartamentos en Ulán Bator, la economía política del desarrollo urbano y las formas en que los residentes intentan acceder a la tierra presentan una instancia diferente del anticomunes que tal vez no sean tan trágicos o excluyentes. En medio de especulaciones sobre la participación de los políticos en empresas privadas y una proliferación de derechos de posesión temporal de los ezemshils que sustentan el acceso corporativo, así como los reclamos individuales de tierras, en Ulán Bator cualquier tierra podría potencialmente ser cooptada para fines privados. Si bien esto ciertamente da lugar a una proliferación de construcciones que encierran la tierra y potencialmente actúan como un dispositivo de exclusión, también ha dado lugar a un entorno en el que muchas personas han construido con éxito edificios de apartamentos o han establecido terrenos. Este entorno poroso de acceso al suelo urbano puede funcionar de manera contraintuitiva. Recientemente, ha habido un aumento en el número de ciudadanos que tuitean fotografías de la incursión de nuevos edificios y la división privatizada de tierras en senderos hacia la oficina del alcalde de Ulaanbaatar. En respuesta, la municipalidad ha estado trabajando en una especie de capacidad regulatoria reactiva derribando algunas de estas incursiones, que el público considera que bloquean el acceso.

Más en Antropologías:  Construyendo futuros en el paisaje capitalista de las promesas performativas
Antes y después.

Aquí, el acceso a la tierra en usufructo dio lugar a que los estados de usufructo se expandan hacia afuera en formas reverberantes que ahora incluyen una aplicación regulatoria reactiva por motivos políticos. Este clima generalizado de lo temporal ha dado lugar no sólo a la cooptación de la tierra por parte de los poderosos política y económicamente, sino también a formas desiguales de flexibilidad. Ulán Bator demuestra la sólida compra teórica del usufructo como lente para observar el potencial transformador del acceso temporal, ya que sustenta otras formas de desarrollo urbano en otras partes de Asia. La comprensión de las formas temporalmente limitadas de acceso a la tierra, en la medida en que impulsan procesos de “urbanismo desbocado” (Shatkin 2017, 107), puede exponer formas críticas de gobernanza, poder y política cambiante.

Referencias

Busse, Mark, and Veronica Strang. 2011. “Introduction: Ownership and Appropriation.” In Ownership and Appropriation, edited by Veronica Strang and Mark Busse, 1–19. New York: Berg.

Heller, Michael A. 1998. “The Tragedy of the Anticommons: Property in the Transition from Marx to Markets.” Harvard Law Review 111, no. 3: 621–88.

Rose, Carol M. 2004. “Economic Claims and the Challenges of New Property.” In Property in Question: Value Transformation in the Global Economy, edited by Katherine Verdery and Caroline Humphrey, 275–95. New York: Berg.

Shatkin, Gavin. 2017. Cities for Profit: The Real Estate Turn in Asia’s Urban Politics. Ithaca, N.Y.: Cornell University Press.

Verdery, Katherine. 1994. “The Elasticity of Land: Problems of Property Restitution in Transylvania.” Slavic Review 53, no. 4: 1071–1109.

Fuente: SCA/ Traducción: Mara Taylor

Más en Antropologías:  La relatividad de la toxicidad
Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas