Los orígenes folklóricos de Freddy Krueger

-

por LIVIA GERSHON

Las películas de terror para adolescentes pueden ser vistas en general como un tipo de entretenimiento de mala calidad con poco valor artístico. Pero la folclorista Karra Shimabukuro sostiene que deberíamos tomarlas en serio como una versión de las tradiciones narrativas que los humanos siempre han utilizado para darle sentido a la vida. En particular, localiza la figura folclórica del hombre del saco en Freddy Krueger, tal como se retrata en Pesadilla en Elm Street (1984) de Wes Craven y en el reinicio de la franquicia en 2010.

Shimabukuro escribe que el hombre del saco apareció en los cuentos de hadas alemanes en formas que incluían criaturas conocidas como bögge y el problemático compañero de San Nicolás, Kraumpus. Estas aterradoras figuras siempre estuvieron relacionadas con el secuestro, el abuso o el castigo de niños. Esta es una versión de un motivo que aparece en el folclore de todo el mundo: entidades sobrenaturales que a menudo cambian de forma, son caníbales y están listas para castigar a quienes transgreden las fronteras culturales, incluidos los niños que sufren por los pecados de sus padres.

Shimabukuro sostiene que, a diferencia de los monstruos de otros slashers adolescentes (Michael Myers de Halloween y Jason Voorhies de Viernes 13, por ejemplo), Freddy habita la identidad del hombre del saco matando por venganza y disfrutando de elaborados métodos de tortura. El hecho de que opere en los sueños de sus víctimas y, a veces, cambie de forma, lo vincula con un mal sobrenatural arraigado en la conciencia colectiva de la cultura.

“El aspecto de ‘pesadilla viviente’ que cobra vida para castigar a los niños/personas malas es un elemento principal de las raíces folclóricas de Krueger como el hombre del saco”, escribe.

Más en Antropologías:  Antropología de la respiración

Shimabukuro cita a la historiadora Marina Warner, quien sostiene que, históricamente, a medida que disminuyó la mortalidad infantil, la figura del hombre del saco pasó a identificarse con los abusadores sexuales de niños. Esto también sigue a Pesadilla. En el guion original de Craven, Freddy aparece como un abusador de menores que fue atrapado y quemado vivo por padres enojados. Pero, debido a un escándalo coincidente de abuso infantil que ocurrió en California mientras la película estaba en producción, fue escrito como un asesino de niños.

La versión de 2010 restauró el elemento de violencia sexual y redobló el tema de los niños pequeños que sufren daños. Los créditos iniciales muestran a niños jugando a la rayuela y saltando la cuerda, y la trama se pone en marcha cuando los protagonistas adolescentes comienzan a recordar haber sido abusados cuando eran niños en edad preescolar.

Shimabukuro sostiene que Freddy no sólo tiene sus orígenes en el folclore sino que, de hecho, su historia es folclore. Aunque fue inventado como un personaje de película, él, al igual que Michael Myers y Jason Voorhies, se ha convertido en una figura que todos conocen, incluso si nunca han visto películas de slashers. Como todo buen hombre del saco, acecha las pesadillas de la gente en el mundo real.

Fuente: Jstor/ Traducción: Maggie Tarlo

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas