¿Por qué Halloween es tan popular entre los adultos?

-

por LINUS OWENS – Middlebury College

Halloween solía ser una cosa de niños. Dejar de disfrazarse era un importante rito de iniciación. Significaba que estabas un paso más cerca de convertirte en adulto.

Ya no. Hoy en día, los adultos se han convertido en ávidos juerguistas de Halloween, especialmente los adultos jóvenes.

En 2005, poco más de la mitad de los adultos celebraban Halloween. Hoy, ese número ha crecido a más del 70 por ciento. Los que tienen entre 18 y 34 años participan en la tasa más alta, y también son los que más gastan en la fiesta, gastando más del doble en sus disfraces que los adultos mayores y los niños.

Las celebraciones de Halloween también han cambiado: menos truco o trato y más fiestas y bares. Hoy, el alcohol es tan importante como los dulces para la economía de Halloween.

¿Por qué ha estado pasando esto?

Algunos culpan a la negativa de los millennials a crecer e ingresar al “mundo real”. Pero esa es una explicación demasiado simplista. He estado estudiando cómo los adultos jóvenes celebran Halloween y qué tipo de relación podría tener esto con las normas y expectativas cambiantes de la edad adulta.

La adopción de Halloween por parte de los adultos jóvenes podría tener algo que ver con el hecho de que la edad adulta misma ha cambiado. Si Halloween se ha vuelto más popular entre los adultos, es porque los marcadores tradicionales de la adultez se han vuelto menos claros y menos alcanzables.

El significado cambiante de Halloween

Los sociólogos nos dicen que si quieres entender una cultura, mira sus celebraciones. Los rituales de entrega de regalos navideños arrojan luz sobre cómo gestionamos las relaciones sociales. Las fiestas de acción de gracias dependen de la comprensión compartida de las historias de origen nacional y familiar.

Más en Antropologías:  Antropología de la caza de fantasmas

Halloween, con su énfasis en la identidad, el horror y la transgresión, puede decirnos quiénes queremos ser y en qué tememos convertirnos.

El historiador Nicholas Rogers ha argumentado que muchas de las tendencias y rituales de la festividad en realidad están ligados a valores sociales en conflicto. Por ejemplo, las leyendas urbanas sobre hojas de afeitar en manzanas en la década de 1970 reflejaban ansiedades culturales sobre la pérdida de la comunidad y el miedo a los extraños. Más recientemente, los debates sobre los disfraces diminutos aprovechan preocupaciones más amplias sobre el crecimiento demasiado rápido de las niñas.

Halloween también ha sido una festividad adoptada por aquellos que no eran miembros de pleno derecho de la sociedad. Hace más de un siglo, los inmigrantes irlandeses, que trajeron sus tradiciones de Halloween a Estados Unidos, utilizaron la celebración para fortalecer los lazos comunitarios.

Inicialmente, sus tradiciones de Halloween los diferenciaron. Pero a medida que se asimilaron, extendieron la festividad al resto del país. En la década de 1950, se había convertido en una noche para niños. Más tarde, los gays y las lesbianas crearon Halloween como un espacio donde sus diferencias podían celebrarse y no estigmatizarse.

El adulto emergente

Se podría argumentar que los jóvenes adultos de hoy viven en una especie de purgatorio. Los marcadores tradicionales de responsabilidad e independencia de los adultos (familia, carrera, propiedad de la vivienda) se han retrasado o abandonado por completo, por elección o necesidad. Las transiciones a la edad adulta se han vuelto inciertas, prolongadas y complicadas.

En los últimos años, psicólogos y sociólogos han acuñado un término para esta etapa de transición de la vida, que generalmente se extiende entre los 20 y los 30 años: “Edad adulta emergente”.

Más en Antropologías:  La mercantilización del Día de los Muertos

Según estos expertos, las características de la edad adulta emergente pueden incluir la exploración de la identidad, el enfoque en uno mismo y la sensación de estar atrapado entre dos mundos. También hay una sensación de asombro y posibilidad.

Otros tienen una visión menos halagüeña de la adultez emergente, describiéndola como una época de miedo y ansiedad acerca de un futuro incognoscible.

Monstruos milenials

Entonces, ¿por qué un adulto emergente podría sentirse atraído por Halloween? Lo más obvio es que los disfraces de Halloween les permiten experimentar y explorarse a sí mismos y su identidad. Las posibilidades son infinitas. ¿Bruja? ¿Pareja de robots? ¿Robot atractivo? ¿Emoji? ¿El arte triturado de Banksy?

Los adultos jóvenes con los que he hablado a menudo identifican esto como su parte favorita de las fiestas: la oportunidad de ser, al menos por una noche, lo que sea que deseen ser.

Los disfraces son un trabajo de identidad, pero también son un trabajo simple. Eso es importante en un mundo en el que muchos adultos jóvenes están atrapados en trabajos insatisfactorios.

El crítico cultural Malcolm Harris argumenta que los adultos jóvenes, a pesar de ser altamente educados y trabajadores en comparación con las cohortes mayores, rara vez encuentran trabajos que coincidan con sus credenciales y habilidades.

Durante Halloween, el trabajo duro y el pensamiento creativo importan. Por ejemplo, los concursos de disfraces, en bares o en línea, brindan oportunidades para que las personas construyan disfraces que combinen referencias culturales divertidas o actuales con habilidades artesanales. Puedes hacer más que simplemente participar en Halloween; puedes “ganarlo” con el mejor disfraz.

Más en Antropologías:  Muerte por aglomeración de multitudes

Y los adultos jóvenes no lo hacen solos. Algunos me han dicho que prueban diferentes disfraces en las redes sociales para ver cuál obtiene la mejor respuesta. Otros buscan inspiración en línea.

De esta manera, Halloween encaja con la cultura moderna en red, en la que los adultos jóvenes utilizan las redes sociales para navegar por el mundo y tomar decisiones. Los sociólogos han descubierto que muchos adultos jóvenes construyen “yoes colaborativos” al mirar continuamente a otros en línea para reforzar y evaluar sus identidades.

Halloween siempre ha prometido la oportunidad de ser creativo y convertirte en otra cosa. Pero al abrazar la festividad, los adultos emergentes están haciendo más que rechazar la edad adulta tradicional. Están jugando con la identidad de una manera que pone a trabajar sus habilidades y competencia cultural. Están definiendo nuevas formas de ser y convertirse en adultos. Y en el proceso, han cambiado la forma en que se celebra Halloween.

Fuente: The Conversation/ Traducción: Maggie Tarlo

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas