Rebeldía adolescente y paleolítica

-

por CREIGHTON AVERY – Universidad McMaster

Eran promiscuos, rara vez estaban en casa y pensaban que lo sabían todo. Eran adolescentes de hace siglos, y al estudiar sus huesos y dientes, los bioarqueólogos pueden confirmar que los adolescentes siempre fueron una fuente de preocupación para sus padres.

La adolescencia, hoy en día, es un período tumultuoso de cambio y angustia, y la investigación clínica sugiere que es una fase clave del desarrollo, responsable del bienestar mental y físico a largo plazo.

Sin embargo, incluso cuando nos preocupamos por el bienestar de los adolescentes, la pregunta sigue siendo: ¿cómo es la adolescencia “normal”? ¿O qué hace a una “buena” adolescencia?

Los bioarqueólogos —personas que estudian restos humanos de sitios arqueológicos— están tratando de responder esas preguntas. Como bioarqueóloga, examino huesos y dientes para comprender mejor cuándo los niños comenzaron a verse y actuar como adultos en el Imperio Romano (siglos I a V d. C.).

Al examinar huesos y dientes e incorporar datos arqueológicos, patrones de entierro, fuentes escritas y otras líneas de evidencia, los bioarqueólogos están descubriendo que los adolescentes de hoy tienen mucho en común con los adolescentes del pasado, pero hay una diferencia clave.

Genios del TikTok

En el Paleolítico Superior (hace de 50.000 a 12.000 años) y el Neolítico (hace alrededor de 12.000 a 6.500 años), los adolescentes fueron innovadores y jugaron un papel importante en el origen y difusión de nuevas ideas. Eran muy móviles, creativos y se sentían motivados a conocer e interactuar con nuevos grupos.

Del mismo modo, los adolescentes de hoy están creando más palabras, bailes en TikTok y tendencias sociales que cualquier otro grupo de edad. También están desarrollando nuevas formas de detectar cánceres y evaluar heridas, demostrando que la edad no es un requisito para la innovación.

Más en Antropologías:  Morir en soledad en tiempos de pandemia

Estar “preparado para la innovación” puede deberse a la plasticidad única del cerebro adolescente, que hace que los adolescentes estén más abiertos a aprender nuevas habilidades y aprovechar nuevas oportunidades.

Por lo tanto, en lugar de menospreciar a los adolescentes por moverse demasiado rápido o hablar de manera diferente, es posible que debamos aprovechar su pensamiento innovador. Eso, y que el comediante Seth Meyers siga explicando la jerga adolescente.

Adolescentes en papeles de adultos

Para los adolescentes de hoy, tener un trabajo de medio tiempo tiene beneficios a corto y largo plazo, incluidos mayores ingresos y mejores habilidades para establecer contactos más adelante en la vida. Sin embargo, existen algunos riesgos, especialmente para aquellos que trabajan demasiado. Al estudiar a los adolescentes del pasado vemos que esto no es nuevo.

Hace miles de años, en el Neolítico, los adolescentes practicaban para ser adultos, aprendiendo a arrojar lanzas y caza mayor, uniéndose a los adultos para mantener a sus comunidades.

De manera similar, en el Imperio Romano hace dos mil años, las fuentes bioarqueológicas y literarias antiguas indican que los jóvenes comenzaban a aprender o se unían al ejército bajo un estado semiprotegido cuando eran adolescentes, aunque esto no sucedió de la noche a la mañana y fue un proceso gradual.

Cuando estos cambios ocurrieron rápidamente, como en el Canadá del siglo XVIII, los adolescentes enfrentaron problemas de salud y bienestar, lo que refleja los patrones que vemos hoy. Aquellos que asumen roles de adultos completos demasiado rápido pueden enfrentar consecuencias, pero una transición gradual tiene beneficios.

No tenían una crisis de identidad

Hoy en día, los adolescentes a menudo son vistos como problemáticos y difíciles. Los escritores romanos antiguos también describieron la adolescencia como un período de “vandalismo y libertinaje”, cuando se alentaba a los hombres jóvenes a beber mucho y visitar burdeles (aunque investigaciones bioarqueológicas recientes pueden sugerir que esto solo es cierto para las familias ricas).

Más en Antropologías:  Los orígenes folklóricos de Freddy Krueger

En el Paleolítico superior, no hubo una “rebelión adolescente”, probablemente porque los adolescentes del Paleolítico tenían un fuerte sentido de sí mismos y de pertenencia, así como un sentido de autonomía individual.

Al mudarse de pequeñas comunidades al aire libre a grandes comunidades fortificadas en la Arizona del siglo XIII, los niños mayores y los adolescentes descubrieron que muchas de las actividades que habían ayudado a crear una sensación de autonomía habían desaparecido. Ya no iban a buscar agua ni trabajaban con arcilla, lo que los hacía menos capaces como agricultores, cazadores y recolectores cuando se hacían adultos.

Y es posible que estemos viendo patrones similares hoy: los adolescentes están perdiendo su autonomía al no tener la oportunidad de participar en roles de adultos. Sin embargo, no todos los cambios en la Arizona del siglo XIII fueron negativos. El traslado a comunidades más grandes también significó que estos adolescentes tuvieran mayores oportunidades de conocer gente, lo que los llevó a nuevas habilidades y oportunidades sociales.

Entonces, debido a que los adolescentes de hoy no tienen las mismas oportunidades para participar en roles de adultos, es posible que se rebelen en un intento de ejercer algún tipo de autonomía y control sobre sus vidas.

¿Base evolutiva del comportamiento?

A medida que los bioarqueólogos continúan explorando la adolescencia y cómo era ser un adolescente en el pasado, los estudios muestran que muchos de los comportamientos que vemos hoy no son nuevos.

Los adolescentes, a lo largo de milenios, han anhelado explorar, probar cosas nuevas y participar en comportamientos de riesgo. La diferencia clave, sin embargo, parece ser la experiencia de una rebelión o inquietud, que no parece ser parte de la adolescencia en el pasado: los adolescentes no siempre fueron salvajes.

Más en Antropologías:  Arqueología del resto de los mortales

Lo que plantea la pregunta: ¿acaso una fase rebelde tiene que ser parte de la adolescencia de hoy?

Fuente: The Conversation/ Traducción: Maggie Tarlo

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas