Seis maneras de reducir la soledad en estas fiestas

-

por NILUFAR AHMED – Universidad de Bristol

Muñecos de nieve, mesas repletas de comida y familias pasándola maravillosamente juntas: estas son las imágenes que probablemente se te vienen a la cabeza cuando piensas en la Navidad.

En realidad, los sentimientos de soledad se amplifican para muchos durante la Navidad. Las fiestas y la socialización antes del gran día son rápidamente seguidas por un vacío persistente a medida que las oficinas, las escuelas y las tiendas cierran para la temporada festiva. Puede parecer que todo el mundo está atrapado en una experiencia universal de Navidad de la que estamos excluidos. No ayuda que los anuncios de Navidad aprovechen nuestras emociones y creen una expectativa de cómo debería ser la Navidad.

La carga parece comenzar antes cada año, con evidencia que sugiere que las personas empiezan a pensar en la Navidad desde agosto, y con la crisis del costo de vida, las personas han estado planificando sus gastos por adelantado. Entonces, para cuando llega la Navidad, los mensajes festivos se habrán intensificado durante semanas, si no meses.

De la Navidad en sí es difícil, si no imposible, escapar por completo. Pero hay cosas que puedes hacer para administrar tu experiencia si planeas pasar tiempo solo durante las fiestas.

Puede ser útil tener en cuenta que muchas menos personas tienen una celebración familiar brillante sacada directamente de un anuncio de Coca-Cola de lo que cabría esperar. Para algunas personas, este será un período ocupado, pero para otras será un momento de tranquila reflexión.

La Navidad es una experiencia variada. No existe una versión superior que se aplique a todas, o incluso a la mayoría de las personas. Mucha gente trabaja durante la Navidad, y los estudiantes (especialmente los estudiantes internacionales) pueden elegir, o no pueden en realidad, regresar a sus hogares familiares.

Más en Antropologías:  El cuero cabelludo del Día de los Pueblos Indígenas

La investigación encontró que la Navidad puede ser un momento de disminución del bienestar incluso para las personas rodeadas de sus seres queridos. Las razones incluyen tensiones familiares y preocupaciones financieras. Este año, la crisis del costo de vida y las disputas laborales llevarán los planes de muchas personas al caos. Todo esto romperá con ese estereotipo de una Navidad universal llena de alegría que todos los demás están viviendo sin nosotros.

Y aunque a menudo pensamos en el aislamiento como algo que afecta a las personas mayores, las investigaciones confirman que la soledad afecta a todas las personas de todas las edades. Algunos estudios han encontrado que, en realidad, las personas más jóvenes son más propensas a informar que se sienten solas que otros grupos de edad.

Puede haber una gran tentación de desplazarse por las redes sociales cuando estamos solos para ver lo que hacen los demás. Pero los altos niveles de consumo de redes sociales se asocian con un mayor estado de ánimo negativo y un empeoramiento de la soledad.

En cambio, si te preocupa pasar la Navidad solo, ¿por qué no pruebas algunos de estos consejos?

1. Conéctate con otros

Exponte a tus amigos, familiares, seres queridos o un grupo con el que sienta una conexión. Por ejemplo, únete a un grupo de corredores si te gusta el ejercicio. Ser parte de un grupo con el que compartes un propósito e identidad puede levantarte el ánimo. Si dudas en hablar con personas que conoces porque te preocupa que no tengan tiempo, piensa en cómo responderías si se comunicaran contigo. Si dedicas tiempo a ellos, lo más probable es que ellos también lo hagan. Incluso si es solo para una charla.

Más en Antropologías:  El truco de magia del capitalismo moderno

2. Voluntariado

Considera la posibilidad de ofrecerte como voluntario con cualquier rango de grupos de edad, comunidades, refugios de animales u organizaciones benéficas. El voluntariado puede reducir la soledad y aumentar tu sentido de conexión.

Sentirse solo no es lo mismo que estar solo. Puede haber muchos aspectos positivos de estar solo en los que puedes apoyarte durante la Navidad.

3. Tómate un tiempo para la gratitud

Cuando nos sentimos solos, podemos terminar en un ciclo negativo donde los sentimientos de soledad conducen a pensamientos negativos que refuerzan la soledad. Tomarse un momento para practicar la gratitud rompe este ciclo.

Puedes aumentar tu bienestar al redirigir tus pensamientos hacia aspectos más edificantes de la vida. Se descubrió que la práctica regular de la gratitud reduce la soledad e incluso la depresión.

4. Ponte al día con los libros y una colección de series y películas

Permítete quedar atrapado en un buen libro. La lectura puede mejorar tu estado de ánimo. Si no tienes confianza en la lectura, siempre puedes escuchar un audiolibro o disfrutar de una colección de series y películas para la que normalmente no tendrías tiempo.

5. Ejercicio

Los beneficios para la salud física y mental del ejercicio son bien conocidos. Incluso el ejercicio más suave puede hacer maravillas para animarte. Tomarse el tiempo para concentrarse conscientemente en una caminata e inclinarse hacia la soledad puede ayudarte a salir de una espiral descendente.

6. Disfruta de los rituales

Pasar la temporada solo no significa que la Navidad no pueda ser especial. Si la Navidad es algo que amas, entonces los rituales asociados con la Navidad pueden mejorar tu salud mental y combatir la soledad. Recuerda que puedes decidir qué significa la Navidad para ti y cómo quieres pasarla, y eso es un regalo.

Más en Antropologías:  Sordera y encarcelamiento

Fuente: The Conversation: Traducción: Mara Taylor

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas