Un inusual templo griego

-

por ASHLEY GARDINI

Elevándose sobre Atenas, la Acrópolis es el complejo de templos del mundo griego antiguo. La campaña de construcción de Pericles que dio como resultado el icónico Partenón y otras estructuras de la Acrópolis definió la “era dorada” de la Atenas clásica. Hoy en día es uno de los destinos turísticos más importantes de la ciudad. Y si bien puedes encontrar muchas imágenes de visitantes posando frente al Partenón, hay otro templo de la Acrópolis cuyas irregularidades aún hoy son motivo de gran debate.

Si bien el Partenón encarna los ideales de perfección que los griegos buscaban en la arquitectura durante el período clásico, el Erecteion es más inusual. Dividido en dos elevaciones, el Erecteion es esencialmente dos templos comprimidos en uno. Su pórtico oriental, situado en un terreno más alto, marca la entrada a la parte del templo dedicada a Atenea Polias. En su cella (la habitación interior del templo) se encontraba una venerada estatua de madera de olivo de la diosa. El pórtico norte es unos diez pies más bajo que el este y sirve como entrada a la sección occidental del templo. Allí se encuentran santuarios dedicados a Poseidón-Erecteo, Hefesto y Boutes. Este diseño inesperado desafía el canon griego del templo simétrico y perfectamente dispuesto.

Entonces, ¿por qué el Erecteion tiene el aspecto que tiene? Bueno, es complicado. Y los estudiosos todavía lo están debatiendo.

Una teoría importante, escribe el historiador Henrik Gerding, “es que el arquitecto detrás del Erecteion quería combinar el Templo de Atenea Polias con otros santuarios y símbolos religiosos relacionados con el nacimiento de la ciudad”. Aunque reemplazó al antiguo templo de Atenea Polias destruido por los persas en el saqueo de Atenas en 480 a. C., el Erecteion no era una copia exacta. ¡Lejos de eso! Al igual que el original, serviría como hogar de la estatua de culto de Atenea Polias y sería el santuario principal para ella. Pero también haría referencia a la competencia entre Atenea y Poseidón para ser el dios patrón de Atenas (pista, pista, Atenea ganó). El santuario occidental de tres partes rinde homenaje a Poseidón-Erecteo (Erecteo fue el mítico rey fundador de Atenas), Boutes (hermano de Erecteo) y Hefesto, el dios del fuego y la forja. El diseño del Erecteion rinde homenaje al antiguo templo de Atenea Polios al tiempo que incorpora la mitología del nacimiento de Atenas.

Más en Antropologías:  El otro Indiana Jones

Para complicar aún más el diseño del templo está su ubicación dentro de la Acrópolis. En el lado sur del Erecteion se encuentra el Pórtico de las Doncellas, con sus seis cariátides (estatuas de mujeres que sirven como columnas) mirando hacia el Partenón. Entre el Pórtico de las Doncellas y el Partenón se encuentra el espacio que alguna vez albergó el antiguo Templo de Atenea Polias. ¿Por qué no simplemente reemplazar el antiguo Templo de Atenea, en lugar de construir el inusual Erecteion?

La arqueóloga clásica e historiadora del arte Gloria Ferrari Pinney consideró el “Juramento de Platea” como una explicación para este espacio desconcertante. En este juramento, los griegos “se comprometieron a no reconstruir nunca los santuarios de los dioses destruidos por los bárbaros”. Las ruinas del antiguo templo quedaron como un eterno recordatorio de la devastación provocada por los persas en el lugar. Ferrari escribe que “lejos de ser escombros antiestéticos, las ruinas en el corazón de la Acrópolis funcionaron como el punto de relevo al que respondieron los otros edificios”.

Conocer este contexto nos ayuda a comprender la ubicación y el diseño inusuales del Erecteión, especialmente si consideramos la enorme campaña de construcción vista en la cima de la Acrópolis en el momento en que se estaba haciendo.

Sin embargo, Gerding plantea la hipótesis de que la disposición del Erecteion se relaciona más con el uso general del espacio dentro de la Acrópolis que con la preocupación por conmemorar la invasión persa. Sostiene que, al decidir instalar el Erecteion justo al norte del sitio del Templo original de Atenea Polias, “el objetivo principal debe haber sido crear un espacio abierto más grande y centralmente ubicado en la Acrópolis para las reuniones de la gente”. A medida que crecía la multitud para la procesión anual Panatenaica, se necesitaba un espacio más grande para permitir que los fieles se reunieran frente al Gran Altar. Mover el Erecteion hacia el norte y darle un diseño inesperado habría logrado este objetivo.

Más en Antropologías:  ¿Qué está diciendo la arqueología sobre los neandertales?

Mientras los estudiosos continúan debatiendo las motivaciones detrás del diseño del Erecteión, lo que queda es un templo griego inusual cuyas diferencias sólo se ven acentuadas por su proximidad al Partenón, perfectamente proporcionado y absolutamente icónico.

Fuente: Jstor/ Traducción: Horacio Shawn-Pérez

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas