¿Qué tan malos son los fuegos artificiales para el medio ambiente?

-

por GARY FULLER – King’s College de Londres

Los estruendos y chisporroteos de los fuegos artificiales están reemplazando rápidamente a las campanadas del Big Ben como el sonido definitorio de las celebraciones de Nochevieja en Londres, mientras que, en todo el mundo, los puntos de referencia de las ciudades se están convirtiendo en escenarios para espectáculos pirotécnicos cada vez más espectaculares. Desde el milenio, la popularidad de los fuegos artificiales se extendió incluso a los jardines traseros, donde se encienden pequeños fuegos artificiales o bengalas al dar la medianoche.

Los fuegos artificiales son muy divertidos. A todos nos gusta adivinar los colores de los cohetes antes de que se enciendan en el cielo, escuchar el eco de las explosiones en los edificios cercanos o escribir nuestros nombres con luces de bengala.

Pero hay un precio ambiental a pagar. El humo de los fuegos artificiales es rico en pequeñas partículas de metal. Estos metales producen los colores de los fuegos artificiales, de la misma manera que los científicos victorianos identificaron los productos químicos quemándolos en una llama Bunsen; azul del cobre, rojo del estroncio o del litio y verde brillante o blanco de los compuestos de bario.

Hay más humo de los compuestos de potasio y aluminio, que se utilizan para impulsar los fuegos artificiales en el aire. Los percloratos también se utilizan como propulsores de fuegos artificiales; estos son una familia de compuestos de cloro y oxígeno muy reactivos, que también fueron utilizados por la NASA para impulsar los transbordadores espaciales desde la plataforma de lanzamiento.

Geniales, pero tóxicos

Los fuegos artificiales pueden conducir a problemas sustanciales de contaminación del aire. Hay ejemplos bien documentados de ciudades de todo el mundo. En España, la contaminación por partículas metálicas de la fiesta de fuegos artificiales de Sant Joan en Girona puede permanecer en la ciudad durante días. En las ciudades de la India, los fuegos artificiales anuales de Diwali causan una contaminación mucho peor que la de Beijing en un mal día.

Más en Antropologías:  Construyendo futuros en el paisaje capitalista de las promesas performativas

Guy Fawkes suele ser el día más contaminado del año en el Reino Unido, aunque los científicos del King’s College de Londres han descubierto que la contaminación de las hogueras, la forma tradicional de marcar a Guy Fawkes, también forma parte de esta mezcla. Los fuegos artificiales también pueden tener efectos significativos sobre la contaminación del aire en espacios cerrados. En Alemania, las pruebas han demostrado cómo las celebraciones de goles y partidos con bengalas, bombas de humo y otros elementos pirotécnicos pueden llenar los estadios de fútbol con altas concentraciones de partículas en el aire.

Y claro, lo que sube tiene que bajar. Los fuegos artificiales que caen al suelo contienen residuos de propulsores y colorantes sin quemar, mientras que la contaminación por partículas en el aire eventualmente se deposita en el suelo o es arrastrada por la lluvia. Parte de esto llega a los lagos y ríos, donde el filtrado se relacionó con problemas de tiroides, lo que provocó que se establecieran límites para el agua potable en algunos estados de Estados Unidos. Esta es una gran preocupación para los centros turísticos junto a lagos y las atracciones que tienen espectáculos de fuegos artificiales frecuentes.

Investigadores en Londres recolectaron partículas en el aire de Diwali y Guy Fawkes. Se descubrió que estos agotan las defensas pulmonares mucho más que la contaminación de las fuentes de tráfico, lo que sugiere una mayor toxicidad. En toda la India, los fuegos artificiales de Diwali se relacionaron con un aumento del 30% al 40% en los problemas respiratorios registrados. Al igual que la víspera de Año Nuevo, los fuegos artificiales son un fenómeno relativamente nuevo en Diwali.

Más en Antropologías:  ¿Qué es la biogeografía?

Tradicionalmente, Diwali se celebraba con lámparas encendidas con ghee, pero esto cambió con la apertura de la primera fábrica de fuegos artificiales de India en 1940. Una petición de un tribunal indio exigió mejor información sobre seguridad pública y restricciones en la venta y uso de fuegos artificiales, pero esto llegó demasiado tarde para limitar el smog causado por las celebraciones de este año.

Jugando a seguro

Se pueden tomar algunos pasos simples para reducir nuestra exposición a la contaminación de los fuegos artificiales. Por un lado, encenderlos en espacios cerrados es una muy mala idea, al igual que las bengalas de mano. Posicionar a las multitudes contra el viento de los espectáculos de fuegos artificiales es otra forma obvia de reducir sus impactos negativos en la salud.

Sin embargo, los fuegos artificiales ya son la mayor fuente fabricada de algunos tipos de partículas metálicas en la atmósfera del Reino Unido. Y la proporción de contaminación de los fuegos artificiales solo aumentará, ya que se realizan grandes inversiones para reducir otras fuentes de contaminación urbana. Los filtros de partículas están presentes en casi todos los vehículos diésel modernos y las emisiones de fábrica en todo el mundo desarrollado se ajustan continuamente, pero la contaminación por fuegos artificiales sigue sin controlarse.

Quizás la mejor manera de abordar la contaminación causada por los fuegos artificiales es no tenerlos en absoluto. Pero esto parece bastante extremo (sin mencionar que es mucho menos divertido). Las pantallas controladas de alta precisión que vemos en los puntos de referencia internacionales en la víspera de Año Nuevo demuestran la gran innovación de la industria de los fuegos artificiales. Es hora de aplicar este enfoque innovador para reducir el impacto ambiental de los fuegos artificiales, para que podamos seguir disfrutando de la emoción de las exhibiciones en los años venideros.

Más en Antropologías:  Que no puedas verlos ni olerlos no hace menos tóxicos a estos químicos

Fuente: The Conversation/ Traducción: Horacio Shawn-Pérez

Antropologías
Antropologíashttp://antropologias.com
Observatorio de ciencias antropológicas.

Comparte este texto

Últimos textos

Áreas temáticas